Historia de compañeros de trabajo

Esta es una historia en la que se despertaron muchos sentimientos de pasion y deseo, todo empezo en la oficina donde yo trabajo, era un viernes tipo 4 de la tarde estabamos en una reunion laboral, evaluando la semana, y frente a mi estaba ella Patricia, con un escote grande dejandome ver sus grandes atributos, y una falda que le llegaba a la altura de las rodillas y su sentado de lado mostrandome su pierna, todo con gran disimulo, pues es politica de la empresa el no permitir relaciones entre compañeros de trabajo.

Sin embargo ese dia los dos sentimos esa necesidad de estar juntos, tocarnos y dejarnos llevar por el deseo, al finalizar la reunion la invite a tomar algo a un barcito, ella acepto y nos fuimos, estuvimos tomando unos tragos hablando de lo que queriamos los dos, ella me decia que le encantaria abrazarme fuerte y mientras ella hacia eso, con su pie me iba tocando mi entre pierna, yo en ese momento estaba en un nivel de excitacion, pues con su pie me tocaba todo mi pene, inmediatamente le dije que nos fueramos para otra parte, ella inmediatamente acepto.

Fuimos a un hotel cercano, ahi adentro ella me empezo a besar los labios, mientras yo acariciaba sus caderas grandes y apretadas, ella me fue quitando la corbata, luego la camisa, empezo a besarme el pecho fue bajando mas y mas, con gran desespero me empezo a desabrochar el pantalon.

Me saco el pene que para ese entonces ya me estaba doliendo de lo duro que estaba, y me lo empieza a mamar, juro que nunca me lo han mamado como ella lo hizo ese dia, con su lengua me acariciaba las guevas, me mordisqueaba suavemente el glande, despues la tomo yo de los brasos y la paro y la empiezo a besar por el cuello, le quito su blusa y veo que sus pezones estaban rosaditos y duritos, solo me provocaba besarlos y morderlos suavemente, asi segui durante un par de minutos, yo estaba extaciado, segui bajando pase por su abdomen plano llegue al ombligo ahi le meti la lengua suavemente y solo escuche un grito de placer hummm…. ahhhhh… y segui bajando.

Cuando llegue al centro de todo, empeze a besar sus alrededores, luego lentamente mordisquie su clitoris, ella estaba mojadita y super excitada, su clitoris rosadito lo tuve en mi boca durante un par de minutos, metiendole y sacandole la lengua, hasta que senti sus liquidos salir, ella gritaba de placer y me pedia mas, ahi me pare y le empeze a meter mi verga de una manera rapida pero suave, dandole pequeños giros, de forma que el placer fuera mutuo.

Yo besaba sus tetas grandes, ella me acariciaba y me abrazaba fuerte, le dije que se pusiera en cuatro, ella acepto y asi en esa posicion se la segui metiendo hasta el fondo, ella sentia el golpe de mis guevas en sus nalgas, y me pedia que le diera mas duros… yo estaba a punto de llegar y le dije quiero que me lo mames nuevamente, ella con gran excitacion me lo empezo a mamar y con su lengua me acariciaba la cabeza de mi verga, y ahi en ese momento sale todo dentro de mi, ella con muchas ganas me lo sigue mamando yo estaba tiezo de placer, pues cuando ella lo recibio en la cara, la sensibilidad con la que quedamos los hombres es inigualable y mucho mas cuando alguna mujer lo mama y ahi termina la historia ese dia.

El lunes siguiente en la oficina, justo en el momento que nos vimos, sentimos la necesidad de volver a estar juntos, y en la primera oportunidad que tuve le dije que me acompañara al baño, ella acepto y ahi en el baño de mujeres me lo empezo a mamar, arriesgandonos a que entrara la jefe y nos pillara, y efectivamente en el momento en que me le estaba corriendo en la cara entro la jefe y nos vio y claro por arrechos y por no invitarla nos saco del trabajo a los dos, de ahi en adelanta, nuestra relacion solo se basa en el sexo, cuando estamos con ganas de coger solo nos llamamos, ella me llama cuando esta con ganas y yo la llamao cuando tengo ganas, entonces como ven es cosa de todos los dias…

bueno aqui me despido acaba de llegar patricia, pues me llamo y me dijo que se sentia travieza y que se queria portar mal hoy, yo le dije que viniera para aca, huyyy sopresa se trajo a una amiga…. mañana les cuento esta historia.

hufff estan buenisimas las dos y ya empezaron a desnudarse ambas..

adios me necesitan por ahi…

Leave a Comment