Sexo anal

Como hacer sexo anal de forma segura
Todo lo que debes saber antes de practicar sexo anal.

¿Qué es el sexo anal?

Como en todo, puedes encontrar decenas de explicaciones de qué es el sexo anal.

Sin embargo, en RelatosEroticos.Info no queremos darte la matraca y lo definimos así:

El sexo anal es la práctica en el sexo en la que se introduce el pene o algún juguete sexual en el ano y recto de tu pareja

Relatos Eroticos

Prácticamente desde el origen de los tiempos, la práctica del sexo anal se ha considerado un tema tabú e incluso muchas (o casi todas) las religiones lo han condenado.

Incluso es más, hasta el 2007, practicar sexo anal con tu pareja (incluso si eran matrimonio) era delito en algunos estados de Estados Unidos y estaba penado.

Afortunadamente cada día el pensamiento sobre la práctica del sexo anal, ya sea en parejas heterosexuales como homosexuales, es cada vez menos tabú.

¿Duele el sexo anal?

Bueno, depende de cada persona. Sin embargo, hay hechos que son irrefutables.

Por ejemplo, normalmente el esfínter se encuentra cerrado, por lo que es muy posible que haya algo de dolor al practicar sexo anal si ese músculo aún no se ha distendido.

Por tal motivo, y para que la práctica del sexo anal sea placentero para ambos, es muy recomendable que previo a hacerlo, haya masturbación anal, para que dilate un poco la musculatura del esfínter y que este se relaje, facilitando la penetración y haciéndola prácticamente no dolorosa.

Higiene y lubricación en el sexo anal

Antes de comenzar a practicar sexo anal con tu pareja debes tomar en cuenta agunas precacunes para hacerlo de la mejor manera para ambos.

Y la primera precaucicón que se debe tener en cuenta es la utilización de preservativo.

Además, es muy importante mantener el máximo nivel de limpieza en el recto y ano antes de efectuar la penetración.

Lógicamente, el pene y/o juguetes sexuales que se introducirán, también deben estar muy higienizados.

Respeto a la limpieza, se debe tener en cuenta que el recto y el ano no genera lubricación de forma natural que ayude a una penetración efectiva y sin dolor, como en la vagina.

Pero eso no es todo, ya que los músculos del ano no son tan elásticos como los de la vagina, entonces se debe tener cuidado para no producir desgarros o heridas.

Una forma rápida y sencilla para esto es que las parejas compren algún tipo de lubricante para favorecer la penetración.

Ojo, que los lubricantes naturales como la saliva se evaporan muy rápidamente, por lo que es mejor usar uno sintético.

Masturbación anal

La masturbación anal es la estimulación de la zona del ano con el fin de intensificar el orgasmo. Las formas más comunes de masturbación son la inserción de uno o más dedos o de algún tipo de juguete sexual.

En el caso de los hombres, la masturbación anal puede ser muy placentera porque puede llegar a tocar la próstata, donde hay muchas terminaciones nerviosas.

Y en las mujeres, la masturbación anal puede llegar a estimular también la vagina.

Técnicas de masturbación anal

Las más usadas incliyen tocar el orificio anal mientras se masturban los genitales propios o de la pareja o estumular el ano mientras se está en pleno acto sexual para aumentar la excitación.

Se pueden introducir paulatinamente los dedos o algún objeto sexual como un plug anal, y esto ayudará a la dilatación de los músculos para la posterior penetración.

Juguetes sexuales en el sexo anal

  • Descripción: la penetración anal puede llevarse acabo con la ayuda de variados objetos: vibradores anales, perlas anales, plugs anales, penes vibradores.
  • Placer: suele considerarse agradable, ya que estimula las terminaciones nerviosas del ano y el movimiento dentro-fuera del coito anal puede llevar al orgasmo.
  • ¿Duele?: este tipo de penetración produce una sensación nueva y sorprendente, aunque el primer reflejo sea el de contraerse. El movimiento dentro-fuera puede ser doloroso si se hace con demasiada violencia o profundidad. Por eso es importante prestar siempre atención al cuerpo y no dudar en lubricar en abundancia cuando se utilicen juguetes.
  • Precauciones: el coito anal es tres veces más peligroso que las relaciones vaginales en lo que a la transmisión de enfermedades infecciosas se refiere, ya que la zona está directamente en contacto con las bacterias del recto. Por eso es tan importante limpiar bien los juguetes antes y después de usarlos, sobre todo si se utilizan primero en la zona anal y después en la vaginal.
  • ¿Y él? Aunque nunca se sabe si hay que proponer este tipo de penetración a la pareja, lo cierto es que el punto G masculino se encuentra en la pared anterior del recto, en contacto directo con la próstata. Por eso también existen juguetes sexuales especiales para el ano masculino.

Ya sabes más sobre el sexo anal, su definición y algunos tips para practicarlo de la mejor manera junto a tu pareja.

Ahora es momento que los pongas en práctica y qué mejor que hacerlo leyendo nuestros mejores relatos eróticos.