Sexo oral

Hacer sexo oral garganta profunda
Tips e información para la correcta práctica del sexo oral.

¿Qué es el sexo oral?

Al igual que la definición de sexo anal, el nombre (sexo oral) prácticamente indica su significado.

El sexo oral es una práctica en la que se estimulan los órganos genitales con la boca y, por ende, con los labios y la lengua.

Todo lo anterior con el fin de dar el máximo placer a la pareja.

Actualmente la práctica del sexo oral es ampliamente difundida y no es tabú (como el sexo anal en algunos países), y es practicada tanto por parejas heterosexuales como homosexuales.

Aunque el sexo oral es muy practicado, igual tiene un pequeño porcentaje de riesgo de infecciones e incluso de algunos tumores inducidos por virus, como el del Papiloma Humano.

Tipos de sexo oral

Las dos principales variantes del sexo oral son la felación y el cunnilingus.

Felación

La felación es la práctica en la que la mujer o el hombre chupa o lame el escroto y el pene con la boca, la lengua y los labios hasta que culmina con la eyaculación del hombre.

Cunnilingus

Esta variante del sexo oral consiste en lamer y chupar los órganos genitales femeninos (labios de la vulva, el clítoris y la entrada de la vagina) con los labios y la lengua.

Sexo oral: sus riesgos

En las últimas décadas, la práctica del sexo oral ha umentado significativamente entre los jóvenes menores de 20 años, ya que no existe riesgo alguno de que la mujer quede embarazada.

Sin embargo, aquello no quiere decir que el sexo oral está libre de riesgos de enfermedades e infecciones.

Es por eso que acá te indicamos cuáles son los principales riesgos del sexo oral:

El virus del papiloma humano (VPH)

Es la enfermedad de transmisión sexual más común y una de las más peligrosas porque puede causar verrugas genitales y derivar en algunos tipos de cáncer. En la actualidad existen vacunas que pueden disminuir los efectos del VPH.

VIH (sida)

El virus de inmunodeficiencia humana se puede transmitir por la sangre, el semen y los flujos vaginales, por lo que es uno de los principales riesgos del sexo oral.

Herpes

Es una enfermedad de transmisión sexual que se suele transmitir de forma oral con mayor frecuencia. Una de las consecuencias del herpes es que puede provocar la aparición de llagas en la zona de los genitales, en el recto y el ano.

Clamidia

Esta enfermedad se transmite a través de un parásito genital y sus síntomas son similares a los de un resfriado común. Esta patología puede tratarse con un terapia farmacológica basada en antibióticos.

Recomendaciones

Dadas las características contagiosas que puede tener el semen, los médicos recomiendan no ingerirlo, a no ser que sea una pareja estable y esté sana.

Además, otra recomendación es practicar el sexo oral con preservativos (condones) y vigilar posibles heridas, tanto en la boca como en los genitales.

Que NO hacer en el Sexo Oral

Presionar: Puede parecer divertido hacer la broma de acercar a la boca de la otra persona a nuestros genitales para ver si –nunca mejor dicho– cuela. Pero si nos pasamos de la raya sentirán que les estamos obligando. Truco: procura recordar de vez en cuando lo mucho que te gusta cómo te practica sexo oral, lo bien que lo pasas y las sensaciones intensas que sólo esa persona sabe producirte.

Maltratar su cabeza: Una cosa es acariciar y otra es mover la cabeza de tu pareja con fuerza. Ojo, porque podemos causar daños en el cuello e incluso dificultades respiratorias. Deja que sea la otra persona quien marque el ritmo.

Dar órdenes: Siempre y cuando no nos crucemos con personas a las que les excite ser nuestros esclavos sexuales, andar diciendo ‘así no’, ‘más arriba’, ‘mejor toca ahí’ o ‘ve más rápido’, pueden sonar más como una crítica. Y qué peor momento que con nuestras zonas más sensibles en manos de nuestra pareja para hacerla enfadar.  

Morder: Cuando estamos dando lo mejor en el sexo oral, lo mejor es que los dientes ni se vean. Y menos dar algún tipo de “mordisco” inesperado al pene, escroto, etc.

Cómo hacer la Garganta Profunda

En 1972 se estrenó la película “Garganta profunda”, la cual marcó un antes y un después en el género dle porno, siendo la película de este tipo más exitosa de todos los tiempos.

Pero ahora no te haremos un análisis de ese filme, sino te diremos cómo debes practicar para llegar a darle a tu pareja la espectacular “garganta profunda”.

Oral profundo poco a poco

Cada vez que practiquen sexo oral (felación, específicamente) a tu pareja, intenta ir metiendo un poco más adentro tu miembro.

Sí, al pricipio te será complicado y te darán arcadas y ganas de vomitar. Sin embargo, procura aguantar la respiración, relajarte y estar en una posición cómoda.

Algunas mujeres les gusta (y les resulta cómodo para la garganta profunda) estar de rodillas. Pero varía de persona a persona, así que es mejor que tú decidas cuál es tu posición favorita.

Cuando ya estés en esa posición, abre bien la boca, tratando de “abrir” la garganta y evita que el pene toque con el paladar y la lengua. Para eso, debes bajar la lengua.

Básicamente es lo mismo cuando el doctor te revisa la garganta y usa un abatelenguas para que digas “aaah”.

Con el pene ya en la boca, debes ir introduciéndolo un poco cada vez, controlando la respiración y debes estar relajad@.

Obviamente, llegar a ser un expert@ en garganta profunda te llevará mucha práctica… Pero qué mejor que practicar junto a tu pareja.

Y no te darás cuenta que, en relativamente poco tiempo, lograrás dar sexo oral estilo garganta profunda igual que en las películas porno 😉


Ya sabes más sobre el sexo oral, su definición y algunos tips para practicarlo de la mejor manera y realizar la Garganta Profunda junto a tu pareja.

Ahora es momento que los pongas en práctica y qué mejor que hacerlo leyendo nuestros mejores relatos eróticos.